Detuvieron en Bolivia a José Miguel Farfán, el narco acusado de coimear a dos jueces federales

0
6
Most wanted: foto de Farfán difundida por el Registro Nacional de Reincidencia. Tenía una recompensa de medio millón de pesos sobre su cabeza.
Most wanted: foto de Farfán difundida por el Registro Nacional de Reincidencia. Tenía una recompensa de medio millón de pesos sobre su cabeza.

El jujeño José Miguel Farfán, acusado de ser uno de los principales narcos del noroeste argentino, fue detenido ayer en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. La  Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico del país vecino lo presentó ante las cámaras con dos efectivos enmascarados. Farfán lucía esposado y un poco nervioso, con un chaleco antibalas en el pecho. Los funcionarios de los altos mandos se abotonaron el saco, hablaron de  “un cotejo de datos” y “protección del entorno familiar”, en una captura realizada en cooperación con la Gendarmería Nacional Argentina.

Lo buscaba, para empezar, el Juzgado Federal de Orán, por el delito de asociación ilícita y transporte de estupefacientes. Pero su historia es mucho más sinuosa que eso.

De 58 años de edad, registrado en la AFIP en el rubro de cultivo de tomates, con una casa en Tucumán, Farfán -que tuvo una recompensa de medio millón de pesos del Ministerio de Seguridad sobre su cabeza- figuró en el expediente que llevó a la caída del ex juez Raúl Reynoso, acusado de proteger narcotraficantes a cambio de dádivas, hoy preso gracias a una investigación del juez Alberto Bavio y la PROCUNAR, el ala de la Procuración dedicada a perseguir el narcotráfico con el fiscal Diego Iglesias.

Reynoso fue acusado de conceder de forma ilegítima una exención de prisión a Farfán por una causa narco en agosto de 2014, con un arreglo orquestado con un abogado defensor: lo soltó sin siquiera pedir sus antecedentes. Un gendarme declaró en el juicio a Reynoso que el magistrado le ordenó que deje de investigar a Farfán, que en 1999 fue condenado a 5 años de cárcel por el Tribunal Oral de Salta por un negocio de 400 kilos de cocaína.

Farfán no fue el único beneficiado por el juez Reynoso, que también fue acusado de ayudar a otros presuntos capos como el boliviano José Luis Sejas Rosales, investigado por traficar cocaína en su flota de camiones cisterna.

La ficha de Farfán en el sitio de Interpol.
La ficha de Farfán en el sitio de Interpol.

Otros magistrados fueron involucrados con el jefe narco: el juez Antonio Solá Torino, ex miembro del Tribunal Oral Federal de Salta, fue condenado a seis años de cárcel por recibir supuestamente una coima de $15 mildel traficante en 2007, un fallo que fue confirmado en febrero de 2018 por la Cámara de Casación provincial.

Por lo pronto, Farfán ya tiene su orden de extradición firmada. Vendría al país en las próximas horas según fuentes cercanas al expediente.

SEGUÍ LEYENDO

En medio del juicio se fugó el “recaudador” del juez que protegía a narcos en Salta